Es el doble que hace dos décadas y la primera causa de muerte por motivos ajenos a enfermedades en este grupo en Navarra.

Las caídas accidentales son ya la primera causa de muerte en Navarra por motivos ajenos a las enfermedades, lo que se conoce como causas externas. Este problema afecta más directamente a las personas mayores de 65 años, ya que nueve de cada diez fallecidos por este motivo pertenecen a este grupo de edad. Cada año cerca de 90 mayores mueren debido a caídas, el doble que hace 20 años, según un estudio del Instituto de Salud Pública de Navarra sobre la evolución de las muertes por causas externas.

El trabajo refleja el cambio de tendencia en Navarra en estas dos décadas. Así, a principios de siglo los accidentes de tráfico eran la primera causa de mortalidad fuera de enfermedades entre la población, con un 30,8% de los fallecimientos por causas externas. Suicidios (20,7%) y caídas (19,9%) ocupaban la segunda y tercera posición.

Veinte años después las causas de mortalidad externa han dado un vuelco y ahora son las caídas el motivo principal de fallecimiento, con el 36,6% de los decesos. Es más, los accidentes de tráfico caen hasta la cuarta posición, ya que suponen el 11,3% de las muertes. En segundo lugar se mantienen los suicidios, con un 18,5%, y toman protagonismo, por encima de los accidentes, los ahogamientos y atragantamientos: con un 16,7% de los fallecidos suponen la tercera causa de mortalidad por causas no naturales.

LIGERO DESCENSO EN LAS MUERTES

Las muertes por causas externas han descendido ligeramente entre la población navarra. En concreto, si en el quinquenio 2002-2006 suponían el 5,1% de los fallecimientos que se registraron en Navarra, en el último quinquenio (2017-2021) han supuesto el 4,3% de los decesos que se han producido.

Las caídas, suicidios, ahogamientos y atragantamientos y accidentes de tráfico sumaron en el último quinquenio el 83% de los fallecimientos por causas externas. En total, entre 2017 y 2021 murieron por estos motivos 214 personas al año de un total de 257 fallecidos de media anual.

El resto de motivos que provocaron la muerte por causas que no son una enfermedad fueron los accidentes por fuego y humo (una media de dos anuales), envenenamientos accidentales por psicofármacos o drogas de abuso (10 de media al año), homicidios (4 anuales) y complicaciones de la atención médica y quirúrgica (una media de 10 anuales).

Cabe resaltar que el grupo de edad en el que se registran más fallecimientos por causa externas es el de los mayores de 65 años. De hecho, en las dos últimas décadas ha disminuido la tasa de mortalidad por causas externas en la población menor de esta edad mientras que ha aumentado en los mayores. Así, en el último quinquenio los fallecidos por estos motivos mayores de 65 años supusieron el 64% del total de decesos, un porcentaje que entre 2002-2006 era del 41%.

Por contra, entre los menores de 39 años el porcentaje de fallecidos por causas externas ha pasado del 34% del total a principios de siglo a un 12% en el último quinquenio (2017-21). En el grupo de 40 a 64 años se mantiene la estabilidad en torno a un 24% de los casos. 

CLAVES
​ 1. Mayores. El 64% de las muertes por causas externas se registra en mayores de 65 años, un porcentaje que ha crecido en este grupo desde el 41% a principios de siglo. Por debajo de 39 años desciende del 34% al 12%.
2. Jóvenes. En el global de defunciones (por enfermedad y causa externa), entre los 15 y 24 años las causas externas suponen el 68% de los decesos mientras que entre los 25 y 44 años son el 39% .
3. Más hombres. El 77% de los menores de 65 años que murieron por causas externas eran varones. Entre los mayores de 65 años, el 52% eran hombres y el 48% mujeres.
4. Caídas. Las caídas son la única causa de mortalidad externa en la que las mujeres mayores de 65 años superan a los hombres: 45 decesos al año frente a 40 varones.
5. Mediana edad. Las mayores tasas de suicidio se registran entre los 40 y 64 años (24 al año) con un leve ascenso en las últimas dos décadas, especialmente entre varones.
6. Sin cambios. El estudio de Salud Pública refleja que en las últimas dos décadas no hay un cambio significativo en la mortalidad por envenenamiento accidental por psicofármacos o por drogas de abuso, unos 10 casos al año.
7. Homicidios. El estudio destaca que las muertes por homicidios y por accidentes causados por el fuego se han mantenido estables. Entre 2017 y 2021 hubo una media de 4 homicidios anuales, tres de cada cuatro en varones.

Fuente: diariodenavarra.es

(Visited 77 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *